jueves, 15 de enero de 2009

Suena el tango, la luz está sobrando...

Suena a lo lejos, pero se va acercando.
En el pasillo del tercer piso que da al oeste, vengo escuchando esto desde hace días.
Y no sé de que cuarto viene

Araca la cana,

ya estoy engriyao.

Un par de ojos negros me han engayolao;

ojazos profundos, oscuros y bravos,

tajantes y fieros, hieren al mirar

con brillo de acero, me van a matar;

de miedo, al mirarlos, el cuore me ha fayao.

Araca la cana... Ya estoy engriyao.



Yo que anduve entreverao

en mil y una ocasion,

y en todas he guapeado;

yo que al bardo me he jugao

entero el corazon,

sin saco ni cuidado,

como un gil vengo a ensartarme;

si es pa' creer en cosa 'e Dios

que al guapo mas capaz

le falle el corazon.

3 comentarios:

Pablo dijo...

El otro dia pude vislimbrar una torre de la mansion, algunas ventanas...
Les saco la foto y te las mando, a ver si era o me confundí. No es facil encontrar la mansion. No cualquiera che...

Kaleidoskopio dijo...

alo alo
q onda pues la neta si esta xidito tu blog y me late tus rimas
y el uso de regionalismo tan asi jeje
kuyidate
y pasa a mi blog

ladesmadeja dijo...

mUy buen0! me gustó mucho.

te sigo leyendo...